El Complejo Sistema de Ceques del Cusco

Asociación Maria Reiche
Centro de líneas: la representación más visible del poder religioso y científico de los sacerdotes Incas era el sistema de ceques, un conjunto de líneas visibles en el suelo que salían desde el templo del Qoricancha, como punto central, hacia todas las direcciones del horizonte.

Bernabé Cobo, un sacerdote jesuita, en su libro “Historia del Nuevo Mundo”, describe en detalle el sistema de ceques, integrado por 42 líneas. A lo largo de cada línea había varios santuarios (waka), sumando un total de 328 santuarios en el valle del Cusco (Bauer, Brian; 2 000).

Algunas de estas líneas pasaban por unas torres de piedra llamadas sukanka, que indicaban las épocas de siembra que correspondían a las tres zonas ecológicas principales del valle del Cusco. Estas torres permitían observar la posición del Sol en horas del amanecer y el atardecer en las distintas estaciones del año (Earls, John; 1986). Las sukanka para observar la salida del Sol estaban ubicadas en la cima del cerro Pikol y las que servían para observar su puesta, en la cumbre del cerro Picchu.

Fuentes: Asociación Maria Reiche